INICIO     LIBRO     PELÍCULA     CONCIERTO     GNOPÉDIES     ÍNDICE ONOMÁSTICO     CONTACTO

LA TARDE EN QUE CAÍ

No temas por la cascada que intuirás delante de ti. Puede que caer por ella sea lo que estás necesitando.

   

Del prólogo de Gilles Durand

CAPÍTULO UNO

Transcripción del

...

LLUEVE

La historia que voy a contar

no solo es cierta, también es trascendental, con perdón de la palabra. Es como una entidad viviente a la que un buen día me acerqué por casualidad sin sospechar que con el tiempo acabaría asimilándome hasta hacerme desaparecer en ella. Y empiezo hoy, una tarde de esas que no para de llover, a las seis en punto, a las seis en punto de la tarde, siguiendo el dictado metálico del agua que golpea contra la barandilla de la terraza, ignorando aún si estoy ante un ensayo o una novela.

Y está lloviendo. 

Y sabes bien que a la lluvia no le gustan las decisiones. Busco nacer en estas líneas, persiguiendo como idiotizado las palabras que van tomando la página letra a letra con la esperanza de que estos surcos sembrados de signos verdearán a pesar de mis dudas o gracias a ellas. «Por sus frutos los conoceréis», sentencia el Evangelio con rotundidad.

Entretanto,

me acerco a ti y tú a mí. Cada párrafo que vamos superando te muestra lo que soy y me dice cómo eres, me habla de las razones por las que te quedas. Y todo sucede ahora, en este presente que compartimos, en este preciso ahora en el que yo voy escribiendo las palabras que tú vas leyendo.

Por sorpresa,

sin esperar ni al primer llanto, en pleno parto, me apremia ese interrogante que me antecede, un dilema básico, ineludible, que debería haber resuelto en un ayer anterior al yo que estoy por construir, como si tal cosa fuera posible. ¿Novela o ensayo? Y mientras improviso un efugio, ya me ronda un enigma aún mayor. ¿Por qué tú? Dos cuestiones que me asaltan en la primera esquina, antes del primer punto y aparte me ponen el cuchillo en la garganta y me piden que les entregue unas respuestas que todavía no tengo. Me dicen que están ahí, en los bolsillos de la memoria. «¿De qué memoria, de qué bolsillos, si estoy empezando a nacer? Usad el cuchillo y aquí termina todo ―les aseguro―, y si no, esperad a que el ayer brote a partir de este hoy de palabras escritas y leídas». 

Y por delante 

una planicie blanca, soporte del sendero que iremos dejando detrás a medida que vayamos aproximándonos a esa lejanía expectante donde se supone que descubriremos nuestra tierra prometida. Tierra Prometida. Así estás mejor. Historia Cierta y Trascendental, Novela o Ensayo, Por Qué Tú, Tarde de Lluvia. 

Y acabamos de empezar. 

Me agarro al presente y solo me queda confiar en que estas simples hileras compuestas de unos pocos caracteres combinados hagan por mí lo que yo, apenas naciendo, me siento incapaz de hacer. 

NOVELA

CONTRAPORTADA

El Narrador se propone contar una historia “cierta y trascendental”, según sus propias palabras, que podría cambiar el mundo, y lo hará plantando cara a ese impulso natural que nos lleva a disimular nuestras contradicciones, convencido de que sin ellas no hay verdad posible. La tormenta interior que desata este sencillo planteamiento lo abocará a una lucha en tiempo real contra el propio relato sobre el papel y fuera de él, constatando con impotencia que cuanto más persigue la sensatez, más se aleja de ella.

...

ACCESO AL LIBRO

El libro se encontrará disponible en formato digital y en papel en el siguiente enlace: LIBRO COMPLETO

...

INICIO     LIBRO     PELÍCULA     CONCIERTO     GNOPÉDIES     ÍNDICE ONOMÁSTICO     CONTACTO